Es un blog de fotos de la naturaleza, viajes y cosas bellas en general.

Entradas etiquetadas como “rottweiler

¡Cuatros meses ya! y la extraño como el primer día

Iara fue un ser especial en mi vida, tierna al extremo de su mirada hasta cada gesto. Tengo tantos recuerdos y anécdotas que desde pequeña ella fue forjando para mi mente.

Sí, la idea era agregar aquí un vídeo que le hice pocos meses antes de morir, no tiene la mejor calidad, ni tampoco el mejor encuadre, pero quería mostrar como ella sabía contar hasta “dos”, cada vez que era su hora de comer, le daba dos vasos de alimento balanceado al mediodía y dos a la noche, entonces jugaba con ella diciéndole que sólo le daría uno, y ella hacía que NO con la cabeza y se iba hacia atrás y se sentaba a esperar que le sirviera el segundo. Ese juego se había vuelto una especie de ritual pues me gusta disfrutarlo con ella.

En cuanto pueda editar el vídeo de manera que me deje subirlo lo haré. Pues Iara es otra de las maravillas de la naturaleza que disfruté por algunos años y vale la pena que la conozcas.


Nunca fuiste mi mascota

Su primera foto.

Recuerdo el día que llegaste, no te esperaba y a decir verdad no podía imaginarte en el departamento, pues en mi infancia tuvimos muchos perros y había mucho lugar para tenerlos, pero pensar en ti en un pequeño departamento, hacía cortocircuitos en mi mente.

Jugueteando con Dorita.

Llegaste como un ultimátum, si la quieren paso a dejarla en media hora -dijo la voz desde el teléfono, yo aún medio dormida, ante esa noticia, solo podía decir que no, más tarde, oí el timbre cuando vinieron a dejarte y no quise bajar, fue mi hermano quien te recibió, no te oí llorisquear ni practicar un ladrido. No podía quedarme en el dormitorio para siempre, así que bajé pensando que ni te miraría y en cuanto pudiera intentaría devolverte. Si supieras cuánto me duraron esos pensamientos, fue verte temblorosa dentro de aquella caja, con tus ojos de miedo, que me derretiste todos los muros en ese mismo instante en que cruzamos las miradas.

Comiendo… su pasatiempo, favorito.

Te acaricié para quitarte el miedo, busqué dónde servirte leche y luego algo para que comieras, y luego ya no importó si tenía o no lugar para vos. Te llevamos a la plaza y todo lo aprendiste rápido. Hiciste tus grandes travesuras con las que sólo nos podíamos reír al ver la cara que ponías cuando te preguntábamos: ¿qué hiciste?

Ante una difícil decisión… las uvas o el hueso. Le gustaban mucho las frutas, pero lógicamente primero eligió el hueso.

Te fuiste y te diría que te extraño a rabiar y no porque sea el primer día de tu ausencia. Sino porque eras parte de la familia nunca te consideré mi mascota, te sabías nuestras rutinas y nosotros las tuyas. Porque fuiste fiel, noble, dulce, cariñosa, guardiana, inteligentísima y podría seguir con muchos otros adjetivos.

Siempre con una mirada tierna, siempre fuiste un amor!!

Siempre fuiste un amor, por eso… todavía estás aquí.

 

 


Feliz día a nuestra hermosa Rottweiler

Iara en el año 2009. Ella no es nuestra mascota, más bien es parte de nuestra familia, es la Rotwailler más buena que haya conocido y super inteligente, la amamos y cuidamos como a alguien más de la familia. Ella fue criada dentro de la casa, por ello, en la mayoría de las fotos la verás en su hábitat.

Iara recuperándose de su operación, con camisa para que no se abriese la herida.

Iara en el año 2006.