Es un blog de fotos de la naturaleza, viajes y cosas bellas en general.

Entradas etiquetadas como “Primavera

Primeras bellezas primaverales

3

Esta primavera que ha comenzado con tanta lluvia, promete regalarnos mucha belleza. Solo habrá que estar atento a descubrirla.

1

2

Anuncios

Feliz comienzo de la Primavera

11

Nuestra Primavera amaneció con mucha neblina temprano a la mañana y bastante fresca, luego el sol se fue afirmando y el día nos brindó su belleza.

Esta hermosa flor fue un regalo de este día primaveral, una verdadera belleza de la cual desconozco su nombre.

Espero que esta primavera te regale hermosas flores que puedas fotografiar.


¡¡¡Nuestro primer día de Setiembre adgura una hermosa Primavera!!!

Ya es hora de empezar a florecer

¡Qué hermoso día para empezar el mes de Setiembre! veníamos de días fríos, lluviosos, grises, húmedos y hoy tenemos un hermoso sol, una claridad que se cuela por todas las ventanas y una brisa cálida, 22º C. no está nada mal y por si fuera poco es sábado.

Aún las hojas reviven con este hermoso día.

Te propongo que salgas no a reventar la noche sino a disfrutar el día, que mires buscando lo bello de cada lugar, fíjate y veras que cada árbol está en sus comienzos por ofrecer su mejor vestimenta primaveral, y en los jardines se dejan ver varias flores. Respira profundo, llena tus pulmones, observa el cielo que por aquí tiene un color celeste, hermoso.

Aún para algunos árboles es temprano por eso vemos este contraste en la naturaleza.

 


Prímulas, anticipando la primavera

Te diré que en Uruguay este agosto ha sido bastante lluvioso, ventoso y gris. Por ello, hemos tenido varias alertas de distintos colores (amarillo, naranja, rojo) por tormentas eléctricas que finalmente nos llegaron a destiempo, pero se hicieron notar. En fin, no te diré que agosto hasta aquí ha sido deprimente, porque trato de ver todo lo bueno en cada estación, así es que me he esforzado por buscar los contrastes en medio de tanto gris y como un anticipo de la primavera hace un par de días descubrí un jardín de prímulas, que son las primeras y coloridas flores que ganan la punta en primavera, es por ello, que también se llaman primaveras de jardín, han sido un hermoso anticipo de la estación que está gestándose.

Ellas me recuerdan esa frase que dice que: “en el corazón de todos los inviernos vive una primavera palpitante, y detrás de cada noche, viene una aurora sonriente” Khalil Gibrán

 


Recorriendo cercanías desconocidas…

Para el día de ayer, sábado 25 de noviembre de 2011, meteorología había pronosticado 32º, si bien no supimos si creerle o no, puesto que viene fallando bastante en los últimos tiempos, en fin con esta información decidimos ir al Río Santa Lucía en Canelones, Uruguay. A eso de las 08.30 hs. salimos rumbo a esa tranquila ciudad, pero a medida que avanzábamos más nublado se tornaba el cielo, ¡claro! que no nos desanimó en nuestra pequeña travesía, pero, llegamos a pensar que llovería. Así fue que, llegamos al parque que se encuentra frente a la estación de trenes, y recorrimos el lugar que por ser viernes relativamente temprano estaba bastante tranquilo, encontramos un lugar cerca de la cancha de Wanderers, junto a los juegos para niños, donde había bancos y mesas, allí desplegamos nuestro campamento.

Te cuento que estabamos cautivados por la pureza del aire y poder distinguir el canto de los pájaros en lugar de motores y tantos otros ruidos de la ciudad.

Mientras desayunábamos, se acercó un hombre de la ciudad de Durazno, que llevaba ya años viviendo en Montevideo, en ese momento estaba visitando Santa Lucía y vino a contagiarnos su enamoramiento, por un lugar que había descubierto más temprano en la mañana. ¡Qué increíble! no solemos ser desconfiados, pero nos costaba simplemente creer que sólo era esa su intención, mostrarnos las fotos que había sacado en el lugar e indicarnos cómo llegar. Me interesó la idea de conocer la Quinta Capurro, aunque quería volver a recorrer la zona agreste de la margen del río y tomar fotos para maravillarme una y otra vez.

Acostumbro decir que no me canso de buscar maravillas, pero en realidad no es así, puesto que físicamente me agota, tal vez porque no quiero parar, y siempre encuentro más y más cosas bellas en mi camino; sin embargo este es un tipo de cansancio que me descansa el alma, porque la llena de belleza y se desborda al punto de querer compartirla.

He aquí apenas una muestra del río y de la quinta, pero más tarde subiré en la categoría Lugares – Canelones, más fotos de estos hermosos sitios que tal vez te den ganas de visitar.


Primaveras de ayer y de hoy…

Cuando era una niña vivía en un hermoso barrio de casas bajas y cada una con un gran espacio de patio y jardín, donde la mayoría de los vecinos tenían sus árboles frutales, gallinero, galpón, parrales que iban desde la puerta trasera de la casa hasta el cerco del fondo del terreno, había un aljibe, mucho lugar para correr y árboles para trepar.

En ese tiempo, no importaba mucho que la primavera trajera consigo hermosas flores, no era mi prioridad, pero sí sabíamos mis hermanos y yo que pronto nos reuniríamos con papá para fabricar nuestras cometas (barriletes), así que un día salíamos a cortar cañas y luego papá con una cuchilla filosa hacía unas varillas derechitas y finitas, las cuales lijaba para que no nos lastimáramos con sus astillas. Luego alguno de nosotros iba al almacén de ramos generales, pues no había allí una papelería ni tampoco supermercado, y compraba hilo para cometa, así lo pedíamos. Una vez que teníamos todos estos implementos comenzaba cada uno a idear su diseño y papá se daba maña para complacernos. Yo recuerdo especialmente, un año en que me hizo un barco, sí, extraño, pero yo por alguna razón quería ver volando en el cielo una cometa con forma de barco, no lo hicimos con papel de cometa, sino con uno que teníamos a mano en casa y era de color celeste lo cual no contrataba mucho, por ello una vez que estuvo listo, mi tarea fue recortar dibujos y fotos coloridas de revistas y pegarlos por doquier.

Fabricar la cola también era un ritual, para el cual teníamos indefectiblemente que contar con mamá para que nos diera alguna camisa vieja para cortar en trozos, ella siempre nos conseguía telas variadas que anudábamos unas con otras y nos quedaba una cola colorida.

Difícilmente hoy vea una cometa “casera” revoloteando en el cielo, hoy son muy lindas, con los colores de los equipos deportivos de la región o diseños de dibujos animados. Pero detrás de ellas no guardan el recuerdo de un ritual compartido con papá y mamá.

Y lo más lindo era que el día de Primavera, se hacía el concurso de cometas, y había un premio para la cometa más grande, la más original, la que volaba más alto y a la más colorida. Solíamos ir a ver, pero no participábamos, no sé bien porqué, tal vez porque nuestro premio era simplemente disfrutar de hacer las cometas y luego hacerlas volar ayudados de los consejos de papá.


La Primavera se va imponiendo…

Ayer nos dimos una vueltita por el Jardín Botánico, pues si bien las noticias informan que mañana 23 de setiembre a las 06:00 de la mañana entrará oficialmente la Primavera en el Hemisferio Sur, yo me quedé en el tiempo en que siempre entraba el día 21 (al menos eso creíamos), así que con el hermoso cielo azul totalmente despejado y un calorcito que invitaba a andar en mangas cortas, nos fuimos hasta allá para ver qué nos deparaba la estación entrante, en cuanto a flores, colores y aromas.

Aún estaba adormilada, no hallamos flores por doquier como creímos, pero podía verse que se está preparando para desplegarlas en breve; sin embargo fue gracioso ver que en algunos lugares la Primavera luchaba por imponerse en el paisaje, tal como lo demuestra esta graciosa foto.


Es tiempo de programar mi jardín…

Sí, mientras la gran mayoría por este Sur está pidiendo a gritos la llegada del calorcito, los cielos azules y las brisas más suaves y cálidas hoy mirando el patio, pensé: Es tiempo de programar el jardín. Y no es que haya estudiado paisajismo sino simplemente ir organizándome para buscar las plantas más adecuadas para esta nueva estación que llegará este mes, ¡¡La Primavera!!

En principio quiero colores, muchos y contrastantes que alegren el matiz grisáceo de la casa. Quiero flores blancas, lilas, naranjas, amarillas, rojas y azules…

Quiero perfumes que te impregnen cuando pases.

Y no voy a pedir belleza porque eso ya viene incorporado como un chip en cada flor.

Así que voy a investigar, y planear para que al llegar la primavera mi pequeño jardín se vea hermoso.

¿Y tú, ya planeaste tu jardín?