Es un blog de fotos de la naturaleza, viajes y cosas bellas en general.

Entradas etiquetadas como “mamá

Algunas frases para el Día de la Madre

dia de la madre2

En este día tan especial es el deseo de Maravillate saludar en  todas las madres, esperando que tengan un día colmado de mucho amor y bendiciones.

día de la madre 2dia de las madres

Anuncios

Imagen

Feliz Día de las Madres

Feliz Día de las Madres

Un saludo muy especial a todas las madres que visitan Maravillate, y les deseamos que pasen un maravilloso día junto a sus seres querido.
¡Muchas felicidades en su día!!


Sacar fotos en tiempo récord, tiene su desventajas

No soy fotógrafa profesional, pero me encanta sacar fotos, ayer a la mañana en un respiro que nos dio el mes de agosto luego de tanta lluvia, nos dimos una vueltita por el Jardín Botánico, una breve caminata bajo el sol, antes de comenzar la jornada de trabajo.

Por primera vez, en mis tantas idas al Botánico logré entrar al invernadero, mamá se sintió mal allí por el calor y fue a sentarse afuera que estaba más fresco, mientras tanto yo, lo recorría a toda velocidad, para no hacerla esperar. Así que las fotos que tomé fueron en tiempo récord y sin buscar mucho el mejor encuadre o la mejor luz, pero igualmente así me traje unas fotos de flores que aún no había visto, aunque sé que podían haber salido mejor, si me hubiera tomado el tiempo suficiente.


Para el día de las Madres, una historia de abrojos y espinas

Me gusta traer recuerdos de mi infancia en el Día de la Madre, porque en cada uno ella tuvo un rol significativo.

Como aquellos días en que supuestamente, bajo la vigilancia de mis hermanos mayores, me embarcaba a la aventura de recorrer los extensos terrenos baldíos que se extendían por nuestra pintoresca Villa.

Recuerdo muy bien, todas las advertencias que recibíamos de mamá antes de salir en estos paseos, en primer lugar debía ponerme pantalones largos para cuidarme de los  rayones de los cardos, abrojos, chircas y rosetas. Algo que no debíamos hacer era comer frutas verdes ni calientes del sol y mucho menos sin lavar, tampoco comer revienta caballo (lo cual era toda una tentación, se me hacían pequeños tomatitos que siempre quería arrancar), estas eran sólo algunas de las cosas de la lista que me preparaba para salir a descubrir la naturaleza.

Si bien, nunca probé revienta caballo, y solo llegué a comer moras silvestres sin lavar, un buen día entendí la advertencia de los pantalones largos, luego de haber corrido entre los chircales, haberme llenado las medias de abrojos y ver mis piernas surcadas por los arañazos de los cardos.

Así es que puede un niño comprender parte de la sabiduría materna. Porque las madres pueden protegerte desde lejos, ya que mientras tú ni te enteras ellas guardan en ti sus palabras, las cuales regresan a ti cuando las necesites. Hay muchas cosas bellas que puedo decir de mi madre, pero hoy quería recordar una historia de mi infancia, en la que ella siempre estuvo presente, cuidándome y mostrándome su más detallado cuidado.

Agradezco tenerla todavía cerca mío y poder seguir brindándole mi amor. Espero poder cuidarla tanto como ella me cuidó.

Para tí mamá, por todas las veces que me evitaste las espinas!!