Es un blog de fotos de la naturaleza, viajes y cosas bellas en general.

Entradas etiquetadas como “fotos espectaculares

Las flores de los canteros de nuestra ciudad

En nuestra ciudad como en la gran mayoría con el cambio de las estaciones, van cambiando las flores que adornan los canteros de nuestras avenidas principales.

Por estas fechas parece que han sido elegidos los pensamientos, las bocas de sapo y las prímulas, de variados colores.


La maravilla de la llegada de una nueva mariposa

Hace días que en el patio trasero de la casa revolotean varias docenas de mariposas y si eres observador te encontrarás con que en la cerca que ha formado la planta de mburucuyá, sobre el alambrado se pasean sobre las hojas cientos de gusanos de todos los tamaños.

Gusanos u orugas, que a su debido tiempo buscan el mejor lugar para transformarse en crisálidas, también llamadas pupas o ninfas, asimismo podrás ver también que en las ramas, postes y aun en los alambres se encuentran una treintena de crisálidas de distintos matices según el tiempo que tienen de formación y qué tan cerca estén de que la mariposa que se gesta en su interior haga eclosión.

Aquí podemos observar a este diminuto gusano sobre una flor de la pasión

Gusano adulto poniéndose en posición para formar una nueva crisálida

Gusano Comenzando la metamorfosis

 

Preparándose para ser crisálida

Una vez que el gusano se transforma en crisálida vemos como se ha desprendido de él una parte que no estoy segura si es la cabeza o la cola

Con el transcurso de los días la crisálida va cambiando de color

Esta crisálida ya está cerca de iniciar su eclosión.

En esta entrada subiré una gran cantidad de fotos que van desde el comienzo o copulación, hasta el nacimiento de la mariposa. Lamentablemente no tengo fotos de los huevecillos que pone la mariposa y de los cuales nace un pequeño gusanito…

Bueno, mejor no escribo más y se lo voy mostrando a través de las fotos!!

Así comienza a emerger la mariposa de adentro de la crisálida

Con cada movimiento va rompiendo un poco más la crisálida

Algunas fotos no están muy nítidas porque estuve muy emocionada de participar en tal maravillosa experiencia, lo cual me tomó por sorpresa, así que mientras alcancé a traer todo el equipo, ya me temblaban las manos, pero finalmente pude ir mejorando la calidad de las mismas.

Ya ha liberado su cuerpo

Ahora ha liberado también una de sus alas traseras

Ahora ha liberado sus dos alas traseras y dos de sus patas, además de su cuerpo

Se esfuerza para liberar sus alas delanteras

Logró liberar una de sus alas delanteras, ya tiene tres fuera de la crisálida

Ahora están todas sus alas, fuera y se sostiene por ambas antenas y por su probóscide

Podemos observar una especie de recina o líquido sobre sus alas.

Ahora ha liberado también una de sus antenas

Mientras sigue unida a la crisálida por su probóscide, intenta desplegar sus alas

Lucha por desprenderse

Sigue haciendo su duro trabajo y lleva ya más de una hora

Imagino lo extenuante que es este proceso

Se ha desprendido totalmente de la crisálida, ahora intenta desplegar sus alas una y otra vez

Mientras hace este trabajo de extender sus alas, una hormiga se acerca a molestarla

Aproximadamente un par de horas tardó la mariposa en estar lista para volar. Sin embargo reunir esta fotos fue algo de unas dos semanas. Espero que lo disfruten.

Lo que queda de la crisálida asemeja a la piel que queda de un animal cuando la cambia.


¿Conocés el árbol del papel?

Sí, el árbol del papel (Melaleuca slyph) y no me refiero al árbol del cual se hace papel sino aquel cuya corteza del tronco se va deshojando en muy finas hojas similares al papel de arroz por su delgadez, pero más flexible y de color castaño claro.

Este árbol es de origen australiano y existen allí más de 200 especies. Fue con este árbol que me topé hace unos días en un jardín y al tocar sus ramas sentí como si fuera de goma eva, o goma espuma, con cierta consistencia pero blando a la vez, lo cual es raro para un tronco, me encantó, aquí les dejo unas fotos para que puedan admirarlo y espero que algún momento puedan ver uno.


Estadísticas del primer año de Maravillate en la red

Un día del mes de noviembre de 2010, se materializó la idea de crear mi blog de fotos, luego de pasar varios meses excusándome a mí misma respecto de mi ignorancia sobre tal emprendimiento; sin embargo, luego de investigar la forma de crear una bitácora, finalmente  llegó el día en que me embarqué en crear este rincón en la red, en el cual he subido fotos que para mí representan distintas formas de belleza y con las cuales me maravillo y a su vez intento transmitir la emoción de dejar que la naturaleza te sorprenda, te encante, te llene y te maraville en grande.

Todo este año me ha llevado a aprender muchas cosas respecto de pulir este blog, promocionarlo, e ir superando los inconvenientes que suelen aparecer.

Ahora bien, para aquellos que durante todo este año han venido siguiendo el crecimiento quiero hacerles saber las estadísticas de crecimiento de Maravillate, con la idea de hacerles partícipes de una nueva meta para este nuevo año.

Durante este año subí fotos en las siguientes categorías:

Animales (49); Aves (72); Mariposas (22) e Insectos (19)

Cielos (79)

Esculturas y fuentes (38); Faros (6)

Flores (398); Geranios (24); Rosas (48); Pensamientos (19); Dalias (10); Hibiscus (45); Petunias (21); Cosmos (5); Hortencias (6); Flores de Árboles ornamentales (40); Flores de árboles Frutales (22); Silvestres (46); Acuáticas (8); Exóticas (46); Otras (51)

Frutas (81); Frutas no comestibles (10)

Hongos (20)

Lugares (5); Argentina (5); Buenos Aires (22); Córdoba (8); Mendoza (6)

Brasil (o); Salvador de Bahía (10); Torres (8)

Chile (16); Santiago (10); Viña del Mar (17); Valparaiso (4); Maitencillo (6); Concon (10); Quilpué (6)

Ecuador (5); Cuenca (14); Huaquillas (1); Portoviejo (0); Riobamba (3); Quito (48); Nanegal (7); Tabacundo (4); Otavalo (12); Ibarra (8); Esmeraldas (3); Borbón (0); Lagarto (0); Las Peñas (0); Kumanií (53); Guayaquil (3); Santo Domingo (8); Pedernales (0); Quilotoa (5)

Perú (38); Ica (2); Lima (20); Trujillo (18); Piura (6); Catacaos (25)

Uruguay (15); Montevideo (49); Canelones (12); Maldonado (16); Rocha (2); Lavalleja (8); Colonia (0); San José (5); Flores (8); Paysandú (2);

Montañas (9)

Semillas (9)

Otros datos importantes:

  • Total de fotos subidas en este año: 1734 
  • Total de países que han visitado la página: 53
  • Total de amigos que les gusta la página de Marvillate en Facebook: 196
  • Total de comentarios hechos: 345
  • Total de visitas: 24.233

Estos son algunos de los números estadísticos que muestran algo de la evolución de Maravillate, lo cual realmente ha sido una hermosa aventura compartir dos de mis grandes pasiones, la naturaleza y la fotografía fusionadas en una sola.

La idea para este nuevo año, es poder crecer aún más y ofrecer más de aquellas cosas de mayor interés en temas de fotografías de la naturaleza. Espero también que durante este camino, ustedes me acompañen todavía y otros más puedan unirse.

Este ha sido un gran año para Maravillate y espero que para ti también. Tengo muchos motivos para celebrar y estoy feliz por ello.


Si tuviera que explicar acerca de mi gran pasión…

Si tuviera que explicarte acerca de mi gran pasión… es que tal vez no lo sea realmente, quizá alcance la definición de un sueño postergado con esfímeros deseos de aflorar; sin embargo, no es mi caso, quien me conoce sabe a qué dedico mis ratos libres, qué es lo que más amo hacer y disfruto y no se trata de que raye en el fanatismo sino en el hecho, que no es posible esconderlo.

He notado, y eso me ha robado más de una sonrisa al descubrirlo que mis familiares y amigos se han descubierto pensando en mí al hallarse ellos, ante algo que yo apreciaría y amaría sobremanera disfrutar y no hablo de envidia, porque no es el caso sino del hecho de lo concientes que están de mi gran pasión, la naturaleza y la fotografía y viceversa.

Cuán grato es recibir en mi correo una foto que ha sido tomada para mí, simplemente porque pensaron que yo la apreciaría y es verdad, me deleito realmente en ello.

Cuán grato es oír, acerca del árbol que plantó la amiga de la tía de la madre de fulano, que daba unas hermosas flores de maravillosos colores y saber que al verlas esa persona pensó y en mí, y no porque yo tenga la belleza de una flor sino porque es bien sabido que vivo enamorada de las flores y mucho menos porque sea una egocéntrica que desea que piensen en ella todo el tiempo sino más bien que a través de otros también puedo disfrutar y conocer más de la naturaleza.

También me dice que mi sueño por alcanzar la foto espectacular va bien encaminado cuando en las reuniones a las que asisto, mis conocidos o amigos no se preocupan mucho si trajeron o no su cámara, pues es seguro que Silvia sí lo hizo, con suficientes memorias y varias baterías cargadas, es verdad podría olvidarme de cualquier cosa, pero difícilmente olvide mi cámara.

Esas son las cosas que a mis amigos, familiares y conocidos les ha dejado en claro mi gran pasión. Y eso está bien para mí, seguiré trabajando para que no pase desapercibida.

La foto que adjunto fue tomada para mí por mi cuñada en su viaje a Machu Pichu, Perú, es una orquídea solitaria creciendo en un techo del lugar.


Aprendiendo a los ponchazos…

Lo más parecido a una cámara que tuve en mis manos a los 12 años fue lo que parecía ser un rollo 110 en su cajita, era una supuesta “cámara” descartable que no recuerdo bien cómo llegó a mis manos, tal vez fue un intento de algún adulto por adormecer mis deseos de tener una cámara real, (allá por el año ‘79 en plena dictadura), no lo sé, pero, aquel prisma rectangular no media más de 8 cm. de largo por 3 de alto, ¡wow! Era supersofisticado.
En fin, esa cajita tenía en la parte superior un botón a modo de disparador, un pequeño orificio que obraba de objetivo y por supuesto un mini visor, eso era todo; sin embargo, yo creía que tenía todo lo que necesitaba para sacar fotos espectaculares como las de National Geographic. Bueno podría hacer el intento con apenas 24 posibilidades.
A diferencia de los niños de hoy que a los 5 años ya son expertos en todo, pues ya han manipulado controles remotos, celulares, dvd, tv, computadoras, etc. Yo a esa edad creí que con lo que tenía en mis manos podía empezar mi gran carrera, pensando en las pequeñas flores que tomaría nítidas y grandes (imaginé que era cuestión de acercar el objetivo la suficientemente cerca al objeto y listo!).
Para esta instancia todavía no pensaba en tomar fotos a los rayos, no porque no pudiera hacerlo con esa cámara descartable sino porque era pleno verano y faltaba mucho para las tormentas eléctricas, y bueno, así pensaba a los 12 años.
Seguro que ni se imaginan mi gran sorpresa una vez revelado aquel rollo, no había una sola foto que pudiera conservar, todas estaban borrosas, mal enfocadas, etc., etc.
La verdad es que esta primera experiencia me desilusionó un poco, sin embargo, comencé, siempre que podía a investigar sobre las cámaras que tenían familiares o vecinos y a su vez leía lo que encontraba en diarios y revistas sobre fotografía, lo cual no era tan fácil como lo es ahora con internet.
Esto es sólo el principio.


Cómo adquirí el gusto por la fotografía

Recuerdo bien que en mi infancia la mayoría de los inviernos la pasaba enferma, por lo cual mis pasatiempos estaban limitados a pintar, dibujar, leer y ver televisión.  Con el tiempo comprar libros de cuentos y de colorear era todo un presupuesto, así que papá comenzó a conseguirme en la feria revistas usadas de National Geographic, estas impactaron mi vida causando una impresión imborrable en mí, al punto que aún hoy recuerdo la primera que vi a los 8 años. La revista contenía un artículo de varias páginas con fotografías de rayos, recorriendo cielos, grises, violetas, negros, azul marino, sepia;  me maravillé en gran manera al verlas y pensé que algún día tomaría una foto como esas, sin imaginar  siquiera si sería fácil o qué necesitaría para llevar a cabo tal deseo.

Siguiendo con la recorrida de las páginas de la revista, continuó mi embelesamiento, al ver bosques, mares, desiertos, cielos, ríos, animales, flores, todo plasmado con tanta belleza que pensaba que eran lugares mágicos, pues nunca en la vida real habían captado mis ojos aquellas cosas que veía en esas revistas.

Agradezco a Dios que nunca olvidé mi sueño de fotografiar un rayo y que fui trabajando muy lentamente para cumplirlo (ya les contaré cómo), y aunque transcurrieron 30 años me siento feliz de haberlo logrado, es verdad que mi foto no se parece a las de National Geographic, pero hice lo que pude con la cámara que tenía y me siento satisfecha.

Silvia Marcel Acuña (más…)