Es un blog de fotos de la naturaleza, viajes y cosas bellas en general.

Nunca fuiste mi mascota


Su primera foto.

Recuerdo el día que llegaste, no te esperaba y a decir verdad no podía imaginarte en el departamento, pues en mi infancia tuvimos muchos perros y había mucho lugar para tenerlos, pero pensar en ti en un pequeño departamento, hacía cortocircuitos en mi mente.

Jugueteando con Dorita.

Llegaste como un ultimátum, si la quieren paso a dejarla en media hora -dijo la voz desde el teléfono, yo aún medio dormida, ante esa noticia, solo podía decir que no, más tarde, oí el timbre cuando vinieron a dejarte y no quise bajar, fue mi hermano quien te recibió, no te oí llorisquear ni practicar un ladrido. No podía quedarme en el dormitorio para siempre, así que bajé pensando que ni te miraría y en cuanto pudiera intentaría devolverte. Si supieras cuánto me duraron esos pensamientos, fue verte temblorosa dentro de aquella caja, con tus ojos de miedo, que me derretiste todos los muros en ese mismo instante en que cruzamos las miradas.

Comiendo… su pasatiempo, favorito.

Te acaricié para quitarte el miedo, busqué dónde servirte leche y luego algo para que comieras, y luego ya no importó si tenía o no lugar para vos. Te llevamos a la plaza y todo lo aprendiste rápido. Hiciste tus grandes travesuras con las que sólo nos podíamos reír al ver la cara que ponías cuando te preguntábamos: ¿qué hiciste?

Ante una difícil decisión… las uvas o el hueso. Le gustaban mucho las frutas, pero lógicamente primero eligió el hueso.

Te fuiste y te diría que te extraño a rabiar y no porque sea el primer día de tu ausencia. Sino porque eras parte de la familia nunca te consideré mi mascota, te sabías nuestras rutinas y nosotros las tuyas. Porque fuiste fiel, noble, dulce, cariñosa, guardiana, inteligentísima y podría seguir con muchos otros adjetivos.

Siempre con una mirada tierna, siempre fuiste un amor!!

Siempre fuiste un amor, por eso… todavía estás aquí.

 

 

Anuncios

4 comentarios

  1. Lydia Perez

    Estoy llorando Sil, no puedo imaginarme la tristeza que sientes. Hace falta en casa verdad?

    20 junio, 2012 en 5:10

    • Me parece escucharla, siento que está afuera y debo abrirle la puerta para que entre, realmente no somos los mismos sin ella, y no puedo parar de llorar. Fue super especial.

      20 junio, 2012 en 11:41

  2. brujjilla

    Yo también lloro. Cuando mis chicas se vayan me quiero ir con ellas. No quiero vivir sin ellas

    20 junio, 2012 en 5:18

    • Es verdad, es muy difícil pensar todo nuestro día sin ella, solo puedo recordarla a cada instante. Gracias Brujilla, sé que tu amas a tus niñas también, espero que puedas disfrutarlas por mucho tiempo.

      20 junio, 2012 en 11:44

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s