Es un blog de fotos de la naturaleza, viajes y cosas bellas en general.

Archivo para marzo, 2012

Atardecer maravilloso

Atardecer en el puerto de Colonia, Uruguay

Atardecer en el puerto de Colonia y el faro.

 

Sol llegando al ocaso.

Atardecer en Colonia, el ocaso del sol.


Se me hace que son de la misma familia

Se me hace que son de la misma familia.


Se me hace que son de la misma familia

Desconozco el nombre real de esta planta y su flor y tengo muchas parecidas, que aún no consigo saber si son de la misma familia o no.

Otra belleza muy similar a la anterior.

Recuerdo que esta la encontré en una callecita de Otavalo, Ecuador, y también se les parece a las anteriores.

Otra más.

Esta es blanca pero conserva la forma de los pétalos.

Otras bonitas, que no consigo clasificar.

Con una visión delicada y similar, quien sabe, dime tú si se parece.

Pues me ha confundido que en distintos sitios, le han dado nombres diferentes tales como duraznillo, flor de papa o solanum. Tal vez algún experto lo pueda dilucidar.


Nuestra primera cosecha

El espacio de tierra de que disponemos alrededor de la casa para plantar es escaso; sin embargo hemos tratado de distribuir lo mejor posible, tanto plantas ornamentales como algunos árboles frutales de los cuales estamos singularmente encantados porque este año se han esmerado y hemos tenido una buena cosecha, tanto del árbol de pitanga, el limonero, los dos durazneros, la higuera y el árbol de kaki.

Hemos podido ya saborear las frutas, como así también hacer mermelada de higos. Aqui os dejo algunas fotos de las frutas aún en sus árboles.

 


Cayambe, Ecuador

Cayambe, Ecuador by Maravillate
Cayambe, Ecuador, a photo by Maravillate on Flickr.


Ha llegado un nuevo Otoño

Si me preguntas qué estación me gusta más no sabría bien qué responder, porque cada una tiene su encanto específico. Como el Otoño, cuyos cielos muchas veces grises y su brisa un tanto fría, desentona con el dorado de la alfombra que vierten a su vera los árboles despojados de su esplendor veraniego.

Me gusta hundirme en ese paisaje crujiente bajo mis pies, y a veces si nadie me mira hacer volar las hojas del Otoño sobre mí como una lluvia dorada.

El comienzo de este Otoño es una mezcla de Verano y Primavera, es un hermoso día fresco por aquí y soleado, claro que falta mucho para que las hojas de tiñan de colores, pero aún así te doy la bienvenida Otoño como sea que vengas!


Detras de cada jardín, siempre hay una sonrisa

A lo largo de mis incursiones por distintos barrios buscando descubrir flores que aún no he capturado con mi cámara en los jardines uruguayos, he descubierto, que quienes cuidan sus jardines, no importa el momento inoportuno en que los encuentre, tal vez preparando la comida o hablando por teléfono, siempre que alabo sus flores y su jardín, se alegran de que alguien lo aprecie y hasta muchas veces y sin que lo pida me regalan alguna flor, o una ramita que seguramente prenderá con sólo ponerla directamente en la tierra o quizás un tiempo en agua.

Me gusta oír las historia de como se hicieron de tal o cual flor, algunos la compraron, la recibieron de regalo, los más osados la cortaron de otro jardín y así son algunas de las historias.

Entre otras cosas, no importa que yo llegue allí con la idea de fotografiar solamente una de las flores, porque las otras ya las he tomado de otros jardines, pero como ya no estamos en el tiempo de los rollos en que debía seleccionar bien mis fotos y suelo llevar varias baterías y memorias, entonces les complazco de llevarme fotografías de todas las flores de su jardín.

Realmente disfruto escuchar lo que tienen que decir de cada una de sus plantas, pues lo hacen con orgullo y sonrisas, pues cuando alguien tiene un hermoso jardín, es porque disfruta lo que hace y por supuesto el resultado que consigue, por eso agradezco a todos los que hasta ahora me han permitido entrar en sus jardines y oír las historias tan diferentes de cada uno.


Tarjeta presentación

Tarjeta presentación by Maravillate
Tarjeta presentación, a photo by Maravillate on Flickr.


Las maravillas que descubrí gracias a Rita

Ya se me ha hecho costumbre eso de buscar hongos, luego de cada lluvia. La semana pasada disfrutamos de algunos días lluviosos, con lo cual ayer fui un rato a recorrer el Jardín Botánico en busca de nuevas setas.

Y sí que resultó! mirá que bellezas encontré, perdón, encontramos, pues Rita quien cuida de hermosas plantas en el vivero del Jardín, me ayudó a encontrar algunos, lo cual agradezco muchísimo, ya que estaban muy escondiditos y realmente no los hubiera visto sin su ayuda.


Exquisitas Lantanas para las mariposas

También la realeza visitó las coloridas lantanas del parque.

Queda poco del verano y todavía las mariposas se dejan ver revoloteando por los jardines floridos, hoy su gran mayoría eligieron probar la dulzura de las lantanas del Jardín Bontánico de mi ciudad. He aquí algunas fotos.

Y esta fotito es la yapa, pues la mariposa Monarca si se dejó ver en su esplendor.

Otra pequeña bellecita que no me dejó ver sus alas desplegadas, pero sí, sus grandes ojos!

Esta pequeñuela no cesó un intante de mover sus alas, parecía muy feliz y a gusto de libar las coloridas lantanas.

Otra mariposa que decidió revolotear por las lantanas del Jardín Botánico de Montevideo.

Otra pequeña voladora que eligió las lantanas para libar su néctar.

 


Iniciar la mañana maravillosamente

Esta mañana podría decir que el viejo refrán: “al que madruga Dios lo ayuda”, fue exactamente lo que sucedió, puesto que generalmente me quedo hasta muy tarde por la noche, madrugar no es mi fuerte. Pero hay días que es necesario, como hoy, salimos de casa relativamente temprano y ya de regreso me llamó la atención un jardín en el cual había en el frente de la casa, pensé que eran tres arbolitos de hibisco que florecían en muy variados colores, en un mismo árbol, luego su dueña me mostró dos más que desde la vereda no había podido observar.

La señora muy amable me permitió tomar fotos, de todos los hibiscos del frente, pero para cuando ya me iba me invitó a ver, todos los que tenía en el fondo, ¡wow! no lo hubiera imaginado, no los conté, pero eran muchos y todos florecidos, realmente una belleza!

Estos son algunos, pues también tenía de color, rosado simple y doble, también tenía rojos.

Tenía también de color lila  y vino tinto y de color blanco y vino tinto grandes.

¡Ah! y no debo olvidarme de los lila en degradé hacia el centro grisáseos y un color morado en el centro, todos una bella, esta vecina tenía una hermosa colección, que por supuesto disfruté muchísimo, Gracias!!


Bellezas que dificilmente vemos

Esta peculiar belleza la descubrí en el Jardín Botánico de Buenos Aires.

¡Vaya! la naturaleza me sigue sorprendiendo, sigo encontrando tantas bellezas peculiares, raras en su forma, tamaño, aroma, que a veces no lo puedo creer. Las variedades que tenemos son increíbles, así que abrir los ojos para descubrirlas y disfrutarlas.

Esta colorida belleza estaba en el Jardín Botánico de Buenos Aires.

Esta hermosura fucsia la hallé en la altura de Quito, Ecuador.

Esta hermosa belleza la hallé en Nanegal, Ecuador. Aunque también la he visto aquí en Montevideo.