Es un blog de fotos de la naturaleza, viajes y cosas bellas en general.

La maravilla de la llegada de una nueva mariposa


Hace días que en el patio trasero de la casa revolotean varias docenas de mariposas y si eres observador te encontrarás con que en la cerca que ha formado la planta de mburucuyá, sobre el alambrado se pasean sobre las hojas cientos de gusanos de todos los tamaños.

Gusanos u orugas, que a su debido tiempo buscan el mejor lugar para transformarse en crisálidas, también llamadas pupas o ninfas, asimismo podrás ver también que en las ramas, postes y aun en los alambres se encuentran una treintena de crisálidas de distintos matices según el tiempo que tienen de formación y qué tan cerca estén de que la mariposa que se gesta en su interior haga eclosión.

Aquí podemos observar a este diminuto gusano sobre una flor de la pasión

Gusano adulto poniéndose en posición para formar una nueva crisálida

Gusano Comenzando la metamorfosis

 

Preparándose para ser crisálida

Una vez que el gusano se transforma en crisálida vemos como se ha desprendido de él una parte que no estoy segura si es la cabeza o la cola

Con el transcurso de los días la crisálida va cambiando de color

Esta crisálida ya está cerca de iniciar su eclosión.

En esta entrada subiré una gran cantidad de fotos que van desde el comienzo o copulación, hasta el nacimiento de la mariposa. Lamentablemente no tengo fotos de los huevecillos que pone la mariposa y de los cuales nace un pequeño gusanito…

Bueno, mejor no escribo más y se lo voy mostrando a través de las fotos!!

Así comienza a emerger la mariposa de adentro de la crisálida

Con cada movimiento va rompiendo un poco más la crisálida

Algunas fotos no están muy nítidas porque estuve muy emocionada de participar en tal maravillosa experiencia, lo cual me tomó por sorpresa, así que mientras alcancé a traer todo el equipo, ya me temblaban las manos, pero finalmente pude ir mejorando la calidad de las mismas.

Ya ha liberado su cuerpo

Ahora ha liberado también una de sus alas traseras

Ahora ha liberado sus dos alas traseras y dos de sus patas, además de su cuerpo

Se esfuerza para liberar sus alas delanteras

Logró liberar una de sus alas delanteras, ya tiene tres fuera de la crisálida

Ahora están todas sus alas, fuera y se sostiene por ambas antenas y por su probóscide

Podemos observar una especie de recina o líquido sobre sus alas.

Ahora ha liberado también una de sus antenas

Mientras sigue unida a la crisálida por su probóscide, intenta desplegar sus alas

Lucha por desprenderse

Sigue haciendo su duro trabajo y lleva ya más de una hora

Imagino lo extenuante que es este proceso

Se ha desprendido totalmente de la crisálida, ahora intenta desplegar sus alas una y otra vez

Mientras hace este trabajo de extender sus alas, una hormiga se acerca a molestarla

Aproximadamente un par de horas tardó la mariposa en estar lista para volar. Sin embargo reunir esta fotos fue algo de unas dos semanas. Espero que lo disfruten.

Lo que queda de la crisálida asemeja a la piel que queda de un animal cuando la cambia.

Anuncios

11 comentarios

  1. carola

    muy bueno!! que linda idea tuviste!!

    14 enero, 2012 en 0:30

  2. Gracias Carola, me alegro que te guste!

    14 enero, 2012 en 11:26

  3. brujjilla

    Magnifico 🙂 Yo tengo una mariposa adoptada 🙂 es negra y naranja. Hace meses se vino a vivir cerca de casa y por aqui se quedó.

    14 enero, 2012 en 16:50

    • Oh… qué bueno, dónde la tienes? Me alegra leer eso brujilla, tómale una fotito! Saludos amiga.

      14 enero, 2012 en 21:44

  4. Mary

    Qué belleza ! Silvia en cualquier momento te llaman del National Geographic !!!!!
    Te felicito por esta inspiración

    14 enero, 2012 en 18:32

    • Jaja… gracias Mary, me falta muchísimo para eso, pero me alcanza con disfrutar lo que hago. Besos

      14 enero, 2012 en 21:34

  5. Natalie Jurado

    ¡Cuánto detalle Silvia!….me encantó el reportaje fotográfico y tus explicaciones.
    Un saludo y muchas gracias por compartir tu experiencia.

    20 enero, 2012 en 10:44

    • Muchas gracias Natalie, me alegro que te gustara. Saludos y que tengas un día maravilloso!!

      20 enero, 2012 en 13:25

  6. Quién diría que una oruga tan fea se convertiría en una mariposa tan bonita…
    Ahora, me pregunto qué pensaría la hormiga al subirse a las alas de la mariposa…
    ¡Muy bueno el post! Muy ilustrativo

    22 febrero, 2012 en 12:13

    • Es verdad, qué bueno que la naturaleza puede sorprendernos de esta forma, vaya a saber, tal vez quería volar la hormiga. Muchas gracias Viajera Mental, saludos y que tengas una maravillosa semana!

      22 febrero, 2012 en 13:41

  7. Thanks for visiting my blog.Great pictures of the catapilar.

    26 septiembre, 2013 en 6:35

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s