Es un blog de fotos de la naturaleza, viajes y cosas bellas en general.

Mis últimas 3 cámaras automáticas de rollo…


A estas alturas confieso que mi sueño estaba un poco adormecido, aunque siempre latente sentía la impotencia de no poder  aunar los requerimientos para lograr mi cometido. Mientras tanto sentía que las tormenas eléctricas con sus rayos seguían surcando el cielo con cierto sarcasmo.

Sin embargo, este fue un período en que vinieron hermosos tiempos de mucho trabajo, muchas amistades y otras actividades, tiempos en que cámaras simples, automáticas eran mejor que una réflex; pues si te fijas bien a menos que seas modelo, nadie tiene paciencia para tomarse una foto el tiempo suficiente como para que tú prepares la cámara, por eso las automáticas, a pilas, que te rebobinaban el rollo, traían un pequeño flash incorporado y corrían la película una vez tomada la foto, eran ideales para las salidas con amigos en los tiempos “rápidos” que vivimos, además ya no te preocupaba que te saliera una foto sobre otra, preguntándote: ¿habré corrido el rollo?

Por este motivo luego de la Leica rusa, usé una cámara, como decimos aquí, marca “perro”, realmente no recuerdo su nombre, la tuve poco tiempo, diría que la usé en mi viaje a Brasil y comenzó a fallar, no me molesté en arreglarla y continué usando una Kodak pocket para rollo 110, la cual me robaron ese mismo año. Todo esto ocurría en un período pequeño de dos años, años en que la familia comenzaba a crecer y había otras actividades, como nacimientos, graduaciones y festivales escolares de mis sobrinos a los cuales asistir y fotografiarlos. También estaba de novia con quien es hoy mi esposo y solíamos salir. En este tiempo yo vivía y trabajaba en Buenos Aires y cada tres meses solía visitar a mis padres en Uruguay; estaba muy involucrada con las actividades de la iglesia, asistía al coro de la iglesia y otras muchas actividades me mantenían ocupada de manera armónica por lo que pensé que no era ese el momento de cambiar las cosas.

Como pueden apreciar todavía no estaba lista, para comprar mi Canon, pues si lo hacía me sucedería lo mismo que con la Leica, no sabría usarla, por ello cuando me quedé sin cámara decidí comprar una Panavox, automática con flash incorporado que sacaba excelentes fotos y la usé por años en mis viajes y salidas, aún sigue en mi poder, pero tengo años de no usarla. Esta fue la última cámara antes de conseguir mi soñada Canon, no me pregunten por qué quería una Canon, pues no sé que responder, tal vez en mi inconsciente guardo el recuerdo de ser la primera que vi, o de la que tuve noticias de que era excelente, no lo sé, pero entre las que elegiría un día, pensaba que serían una Canon o una Nikon o la Zenit, en ese orden si por algún motivo no encontraba o salía muy cara la primera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s