Es un blog de fotos de la naturaleza, viajes y cosas bellas en general.

Mi Leica rusa…


Mi enamoramiento con la Kodak instamatic 11, se fue diluyendo, al descubrir con el paso del tiempo lo limitado de sus prestaciones, no podía innovar mucho, y terminé usándola para las fotos familiares. Lo cual fue muy bueno, pues aún conservo muchas de esas fotos, pero dentro de mí sabía que no podría tomar fotos como las que quería con ella.

Así que el segundo paso fue conseguir otra cámara diferente, una réflex manual. Comencé a ver la forma de adquirirla, así fue que mi gran amigo Jorge me ayudó a conseguirla con mis escasos recursos; siendo él marinero, se contactó con un marino ruso, que quería vender su cámara y por muy poco dinero.

Ahora tenía en mis manos una cámara que observándola bien, no sabía usar, no entendía los numeritos, ni los dibujos de la rueda del dial ni siquiera sabía colocar el rollo en el carretel, nada. Reconozco que al tenerla entre mis manos tuve cierta satisfacción que me duró poco, al transformase en una especie de signo gigante de interrogación ¿y ahora qué hago?

El primer rollo que le compré lo usé a modo de prueba, claro que si bien dos o tres fotos salieron bien de 36, no podía saber qué había hecho para que eso ocurriese, pues le tocaba todo y para cuando el rollo era revelado, no tenía ni idea. En fin, no me quedó otra alternativa que anotarme en un curso básico de fotografía, al menos para entender la cámara, a este pude asistir a las 3 primeras clases, y como el horario interfería con mi nuevo trabajo, debí abandonar. Pero esas tres semanas me ayudaron a entender algunas cositas y usando generalmente el mismo tip, las fotos comenzaban a ser aceptables.

No hubo mucho feeling con esta cámara, así que no la usé tanto como pensaba. Durante esos años, tomaba fotos familiares y de algún que otro paisaje. Debido a este descontento regresé a las cámaras automáticas, al menos hasta que pude comprar la Canon que tanto quería, pero esa es otra historia…

Anuncios

2 comentarios

  1. Lydia Pérez G.

    Ahora entiendo el porqué de tus bellas imágenes, y es debido al curso que tomaste. Estaré pendiente de la historia de la cannon.

    10 diciembre, 2010 en 6:02

    • Silvia

      Bueno para ese entonces tenía ya unos 24 años, así que falta mucho de la historia para llegar a la Canon, pero llegará al igual que el tiempo en que hice el curso completo.
      Gracias por dejar tu comentario amiga.

      10 diciembre, 2010 en 15:24

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s