Es un blog de fotos de la naturaleza, viajes y cosas bellas en general.

Mi primera cámara…



¡Qué grato es recibir un regalo que estabas esperando con tantas ganas!, que lo soñaste por años, que lo miraste en las vidrieras con deseos de tocarlo, investigarlo, usarlo… jaja… y en aquella edad, ¿por qué no decirlo? Con ganas que otros lo vieran en tus manos.

Fue una navidad a los 14 años, seguramente porque mis padres estaban cansados de oírme decir que quería una cámara y el momento finalmente llegó; aquella noche de hace tantos años atrás tuve en mis manos una cajita muy bien envuelta que en ese momento no supe qué podría ser, no lo imaginé, porque mis padres sí que sabían callar las sorpresas, y esto se debía a que aunque yo no lo supiera ellos venían con una cámara invisible incorporada en sus ojos para guardarse esos instantes únicos, invaluables, entonces, no había nada en el mundo que los hiciera perderse nuestras caras de sorpresa, para guardarlas por siempre, hoy sé que con esa cámara del alma y del amor, no hay canon, ni leika, minolta, nicon, sony, etc. que pueda competir.

Lo cierto es, que acostumbrada a paquetes de regalo más grandes, lo abrí con ciertas dudas, sin embargo al ver que decía Kodak, salté de alegría y luego vi más, y suspendí las ansias para sacarla con cuidado, al final de cuentas no era cuestión de romperla antes de poder usarla, si ya sé no era la gran cosa, pero no muchos de esa edad usaban cámaras por más simples que fueran, hablo de mi entorno y mi país, pues recuerdo bien que si había un paseo en la escuela, había que salir a pedirle a alguien una cámara prestada o si tus padres tenían una, te daban una lista larga de recomendaciones, agarrala con cuidado, no la prestes, guardala en el estuche, sujetala por la correa, no la dejes en cualquier lado, y la clásica pregunta: ¿te acordás bien cómo tenés que hacer para sacar las fotos no? (niños de hoy, no se rían) y que se yo cuantas cosas más había que hacer para que te confiaran la cámara. Pero, aquella era mía y yo sabía que debía cuidarla.

¡Wow! Por fin salió de la caja mi Kodak Instamatic 11, no tenía flash, por supuesto era muy básica, pero para mis conocimientos no hacía falta más.

Luego les contaré mucho más de mis grandes logros a partir de esta cámara.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s